De no mostrar lo que sentimos a los que están cerca

Pues pasó qué llego su hora y tenia que irse. Apenas lo conocía, era una cría, una simple cría.. Pero aun así sabia que me había tocado el mejor padre del mundo. Era lo mejor, hacia todo por mi ; por eso lo quiero tanto y lo echo tanto de menos. Pero un día, desgraciadamente.. Llegue del cole super emocionada, porque me tocaba irme con él al parque, vi que no estaba ni mi madre ni él, me extrañó. Pero estaba mi tía, que me dio la noticia de que mi padre estaba ingresado y tal.. Me quede fatal. Estuve unos días durmiendo con mi tía, no podía ir a verlo.. Por motivos: 1º Tenia colegio. 2º No me dejaban entrar porque estaba muy mal, estaba apunto de morir, y era una simple cría. Un día, vinieron al colegio a recogerme antes de lo inesperado, ya me olía a algo raro.. Me llevaron a su habitación que era en la segunda planta, habitación 204-A ¡Me acuerdo y todo! Y allí estaba él, fatal, no podía ni moverse. Llorando de pena fui y lo abrace y le di todo mi amor y cariño tanto y como pude. Hasta que me regalo una pequeñita sirenita de porcelana, la cual llevaba gravado en la cola: ' Siempre seras mi pequeña princesita, pase lo que pase 'Eso me partió el alma, me despedí, me dijo te quiero, cerraron las puertas.. Y adiós vida.

Comments