Si no fuese por mis errores no estaría donde estoy

Sonreír sin motivo alguno. Caerte y levantarte haciéndole un corte de mangas a todos los que se rieron de ti cuando te caíste y no pudiste levantarte en el primer intento. Reírse de la gente que se reía de ti cuando tú llorabas. Respirar sin un "por qué". Que tu oxígeno no tenga nombres ni apellidos aunque no soy la más indicada para hablar. Vivir es vivir. No sabes cuando se te va a acabar esto. ¿Para qué perder el tiempo llorando? No depender de nadie ni de nada. Ser tú mismo. Y, si tienes que sacrificar tu vida por la vida de otra persona, no la sacrifiques por esa persona. Sacrifica con ella. Haz sonreír a los que te hacen feliz y a los que te hacen llorar también para que vean, de una vez por todas, que te no te importan. Que te son indiferentes.Ya sabes, carpe diem. Aprovecha el momento, pues no sabes cuando se te va a acabar y, tú tienes que dar miles de oportunidades pero la vida jamás te dará una segunda oportunidad así que aprovecha la primera, porque no habrá una segunda.

Comments