Querido Diario



He escrito unas dos entradas en las que considero las mas coherentes de todo lo que he escrito pero bueno.. que no vengo a hacer gala de eso porque no es mi estilo. 
Fantaseando he estado estos últimos meses, sobre casarme o tener hijos (algún día) no sé si hago bien con planearlo todo, con soñar.. porque la caída siempre es dura. 
Algún día me gustaría conocer a alguien, estar varios años junto a esa persona y que me pida de la forma mas peliculera algo así como lo que pasa en las pelis americanas románticas, y después celebrar una despedida de soltera como Dios manda, pero solo son fantasías ya me gustaría a mi que existiera la posibilidad de viajar en el tiempo para viajar al futuro, siempre tendremos esa curiosidad. 
Necesito pensar o mas bien creer que todo irá bien, que todo lo que quiero hacer en la vida suceda. por ejemplo viajar por todo el mundo o la mayor parte de el. 
Ya sé que es demasiado cursi todo lo que escribo pero antes de viajar por algunos lugares me gustaría ir a Carboneras, donde comenzó todo... mi vida, donde me crié hasta los dieciocho años, pasé buenos y malos momentos pero siempre me quedará esa espinita que tengo todavía de ver a cierta persona y decirle cuatro cosas, pero hay una parte de mi que me reclama que para qué, el no hizo nada por mi, ni me dedicó la más mínima palabra.. nada, pero quiero hablarle, quiero que vea en lo que me he convertido, en lo que soy ahora por su inmadurez, su actitud conmigo... pero supongo que no puedes obligar a nadie a que te quiera, lo único que haría sería ponerme la ropa más sexy y provocativa, pero sin dejar de ser yo.. y le diría 'mira lo que te has perdido, idiota' la cosa es que quiero ir a Carboneras y no solo para verle y hablar con el, necesito ver esa playa, ese sol y esas nubes esponjosas de Verano, el Verano de Carboneras, ahora o nunca. Gracias por aquellos quince años que me diste. 

Comments