Sunday, August 19

No es tan bueno fingir una sonrisa

Una sonrisa, cuesta poco pero vale mucho, quien la da es feliz y quien la recibe, lo agradece. Dura solo un instante y su recuerdo, a veces, perdura por todo una vida. No hay nadie tan rico que no la necesite, ni nadie tan pobre que no la pueda dar. Produce felicidad, prosperidad en lo que va a venir, y es contraseña entre nosotrs. Es descanso para el cansado, luz para el desolado, i un antidoto para los problemas. No se puede comprar ni pedir prestada, tomarla o robarla, y siempre es un gran regalo

No comments:

Post a Comment