Saturday, July 14

No tengo ni una sola razón para perdonarte

Los momentos y oportunidades perdidas no son nada comparadas con las ganas que tenemos de volver a vernos, las mías son mayores, pero a ti no se te quedan cortas, por que, en el fondo, se que esperas volver a verme, ¿para qué? ni lo sé, ni me importa, lo único que quiero es volver a verte, abrazarte, decirte lo mucho que te he echado de menos y que, al final, te despidas con un: 'tranquila princesa, mañana nos volveremos a ver, no pienses en mi vuelta, tan sólo recuerda que debes sonreír, pase lo que pase y cueste lo que cueste, que sonrías, pero que sea gracias a mi, te quiero princesa.' no sé como no me he dado cuenta antes de todo el tiempo perdido intentado conseguirte, total, ¿para qué? para que me hicieses más daño, para tenerme ahí como 4832986 plato, pues no cariño, he aprendido de ti, mi error, y ahora no puedes hacer otra cosa que sentarte a ver como me he olvidado de ti y como me voy con los que de verdad me quieren y lo demuestran.Así que, gracias por todo este tiempo perdido, por haberme hecho llorar, gritar, saltar, reír, gracias por haberme hecho feliz, poco tiempo, pero algo es algo y sé, que hoy, gracias a ti, he aprendido a no volver a enamorarme, a no hacer tonterías y menos aún, a no llorar por una persona que no merece mis lágrimas, gracias príncipe, gracias por enseñarme que la vida no es cuento de hadas puesto que yo no soy una princesa.

No comments:

Post a Comment