En cada esquina encuentro tu acertijo

Desde aquel momento, fue más poderosa que yo; me esclavizó, me sujetó a ella. Me hizo maravillarme con su vitalidad, con su fuerza, con su belleza. Según iba creciendo yo la contemplaba con el mismo asombro que si viera crecer en un cuerpo todos mis anhelos no realizados .

Comments