Valiente no es que no tiene miedo sino el que sabe enfrentarlo

Era un día más como todos los anteriores, Julen se encontraba tumbado en su cama y con la mirada perdida en el techo, absorto en algo que le rondaba la cabeza hacia ya muchas semanas.Hacía muy poco que se habían mudado, él y su padre, a una ciudad cercana. La única familia que tenía era su padre ya que su madre había muerto cuando él era muy pequeño.Era un chico introvertido y bastante miedoso, por lo que le costaba hacer amigos. Decían que era muy raro porque nunca se acercaba a nadie, pero lo que no sabían es que Julen vivía una pesadilla desde hace poco, nadie se molestó en preguntar qué le pasaba.Unas cinco semanas antes, mientras su padre había salido un momento, a Julen le ocurrió algo muy extraño:Durante la ausencia de su padre decidió utilizar el ordenador. Cuando ya llevaba bastante tiempo entretenido, oyó un ruido en la cocina, no le dio importancia hasta que, instantes después, se produjo nuevamente. Entonces decidió acercarse a la cocina, a medida que se aproximaba escuchó susurros que procedían de allí. Cuando llegó se encontró un niño pequeño, lo cual hizo que se asustara muchísimo, éste señalaba a Julen y continuamente pronunciaba unas palabras en un lenguaje desconocido para el joven: «Cum nescire moriamur. Non rogare. Cum nescire moriamur. Non rogare… »Rápidamente, se dirigió al salón desde donde llamó a padre. Julen se puso inusualmente nervioso porque no contestaba. Decidió volver a la cocina pero, cuando se asomó por la puerta de esta habitación, ya no había ni niño ni susurros. A continuación volvió a su cuarto, allí se sentó frente a la pantalla del ordenador, estaba temblando, pero aún así hizo como si no hubiera ocurrido nada. Durante algunos minutos meditó sobre aquellas extrañas palabras y sobre el hecho de contarle a alguien lo ocurrido, finalmente decidió que lo mejor era guardarse aquel suceso para sí, ya que creía que era una locura.Cuando, al día siguiendo, fue a clase comenzó a distraerse. Esto, poco a poco, se fue haciendo habitual, ya no sólo repercutía en sus estudios, sino en su vida cotidiana. Lo que ocurrió aquella tarde lo había trastornado.Julen se encontraba tumbado en su cama y con la mirada perdida en el techo, absorto en lo ocurrido, así que tomó la iniciativa de contárselo a su padre.-Papá –dijo iniciando la conversación-, necesito hablar contigo.-Hola hijo –le respondió con un gesto que indicaba que se sentara a su lado.-Verás –en ese momento vaciló un poco, ya que ni él mismo podía creer lo que iba a decir-, estoy preocupado. Hace varias semanas me ocurrió algo muy extraño.-Dime, ¿sobre qué? –le interrumpió su padre.-Yo… yo… -contestó titubeando-, estaba sólo en casa y oí un ruido. Entonces baje a ver qué había ocurrido. Me encontré con un niño pequeño en la cocina. Estaba muy asustado, así que fui al salón y te llamé, pero no me contestabas. Cuando regresé aquel niño pequeño ya no estaba.-Hijo, siento no habértelo contado antes. Eso tiene una explicación, el niño aparentaba cinco años ¿verdad?-Sí, sobre esa edad. ¿Cómo lo sabes? –preguntó asustado.-Lo siento –dijo nuevamente-. ¿Recuerdas que le pasó a tu madre?-Sí, me lo contaste hace ya tiempo, murió en un accidente de coche.-Bien, pues tengo que revelarte algo: en el coche, no iba sola. Iba con tu hermano mayor –Se hizo un silencio, pero poco después su padre continuó hablando con lágrimas en los ojos-. Esto fue cuando tú apenas tenías tres años. Tu hermano, Neid, se comportaba de una manera muy rara para su edad. Hubo un momento en el que tu madre y yo temimos por nuestras vidas. El día del accidente tu madre se dirigía a un centro de internamiento psiquiátrico. Habíamos decidido dejarlo allí, era superior a nuestras fuerzas. Cuando llamé a tu madre un policía me cogió el teléfono y me explico que habían muerto en un accidente. En la investigación del caso, descubrieron que Neid había sido el culpable. Desde entonces estamos tú y yo solos y he evitado contarte esto por miedo a tu reacción. Ahora bien, ¿viste algo más aquella tarde?-Papá –Julen no podía hablar, se había quedado atónito con lo que acababa de escuchar, pero aún así consiguió continuar-, aquel niño susurraba unas palabras muy raras, que no sé qué quieren decir: «Cum nescire moriamur. Non rogare».-Están en latín- le interrumpió e, inmediatamente, acudió a buscar el significado. Cuando vio lo que querían decir rompió a llorar, en un papel lo acababa de escribir «Cuando sepas la verdad, morirás. No preguntes».Julen acudió a donde se encontraba su padre y leyó aquellas tétricas palabras, se asustó muchísimo y cayó al suelo.Desde ese día el chico vivía con permanente miedo. Poco después sus peores temores se harían realidad.Julen había escuchado en un película una frase que le marcó «Si ves un monstruo, en una pesadilla, le das la espalda, así le quitas la energía y desaparece». Así pues había decido aplicar esa frase, se dijo así mismo que no tenía por qué temer a alguien que no existía, y así lo hizo:Varios meses después, cuando se encontraba sólo en su habitación, se inició uno de los que se convertirían en sus peores recuerdos: comenzó a escuchar unos susurros, que le atemorizaron muchísimo, y que fueron seguidos de la aparición de Neid. Éste lo único que decía era «Cum nescire moriamur. Non rogare. Cum nescire moriamur. Non rogare… ». Entonces Julen decidió que era el momento perfecto para aplicar la frase que había escuchado en la película, y dijo:Neid. Y no moriré, ¿sabes por qué? No te tengo miedo. Tú no eres nadie. Sólo eres un asesino. Así que no mereces mi atención y mucho menos que te tema. Haz lo que te dé la gana, para mí no existe –entonces Julen observó que el niño se iba haciendo transparente-. ¿Ahora qué? ¿Te marchas? Así, ¿tan pronto? –Soltó una carcajada-. Esperaba más de ti –al decir esto desapareció.En el mismo instante en que ya no había ni rastro de Neid, Julen fue a ver a su padre y le contó lo que acaba de pasar. Su padre le dio un abrazo que casi lo deja sin respiración y, desde entonces, ambos se dedicaron a aplicar aquella frase siempre que la necesitaban.

Edición original de: Nadia Rodríguez

ESMEUSVITA


Comments

  1. Hola! me gusta tu blog,te sigo y te invito que visitas el mio.. http://checktheseblueskiesout.blogspot.com
    Espero que pasas buen fin de semana..abrazos y mordiskos

    ReplyDelete

Post a Comment